Alimentos que los perros no pueden comer

Y con qué puede sustituirlos


Para la mayoría de los propietarios de perros, nuestros cachorros son de la familia y deben ser tratados como tales.

La comida, sin embargo, es algo con lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de darla libremente a las mascotas.

Hay algunos alimentos que los perros no pueden comer, y dárselos podía suponer una visita urgente al veterinario.

Frutas que los perros no pueden comer

1) uvas y pasas

Los expertos aún no han averiguado qué contienen exactamente las uvas y las pasas que causan problemas a los perros, pero es un hecho que pueden provocar enfermedades renales, fallos e incluso la muerte.

Las uvas y las pasas son tan malas, de hecho, que se recomienda inducir el vómito lo antes posible si ves a tu cachorro comer una. 

2) cítricos

Los cítricos, aunque no son tan tóxicos como las uvas y las pasas en pequeñas dosis, también pueden causar algunas molestias digestivas en los perros.

Contienen ácido cítrico, que en realidad se utiliza como conservante en algunos alimentos para perros, pero en cantidades muy pequeñas.

También tienen un alto contenido de azúcar natural, lo que puede alterar el estómago de su cachorro. 

3) aguacate

Lo más probable es que este alimento se encuentre entre los primeros de la mayoría de las listas de alimentos tóxicos para perros.

El componente concreto del aguacate que supone un problema para los perros es una toxina llamada persina.

Se encuentra sobre todo en las hojas de la planta del aguacate (que su cachorro no suele comer) y en el hueso (que su perro podía masticar), pero también está presente en la pulpa de la fruta. Puede provocar vómitos,  diarrea y grandes dosis de ella pueden causar problemas de corazón.

4) semillas de manzana

Te sorprenderá saber que las semillas de la manzana contienen una sustancia química que libera cianuro durante el proceso de digestión.

Estoy seguro de que ninguno de nosotros quiere que el cianuro entre en el organismo de nuestros cachorros. La manzana en sí no es un problema para el perro, y puede ser una golosina saludable que refresca el aliento.

5) nueces

Aunque algunos frutos secos son aceptables para los perros, otros son bastante tóxicos, por lo que se recomienda dejarlos fuera de la dieta de su cachorro.

Las variedades que son tóxicas son las nueces de macadamia, las pacanas y las nueces, que pueden provocar vómitos, diarrea, debilidad, temblores musculares y un aumento de la temperatura corporal, e incluso la muerte. 

Sustitúyelos por:

  • Arándanos
  • Melón cantalupo (sólo la pulpa)
  • Arándanos
  • Mango
  • Peras
  • Frambuesas
  • Fresas
  • Sandía

Volver al principio ↑

Verduras que los perros no pueden comer

1) ajo

Aunque el ajo puede mantener a los vampiros y a los mosquitos alejados de tu mascota, puede ser bastante tóxico para sus glóbulos rojos.

En dosis muy pequeñas puede ser beneficioso, pero como nunca se sabe dónde está el umbral para su perro, es una buena idea mantener el ajo alejado de ellos por completo.

Se ha demostrado que la ingestión de ajo provoca anemia en los perros, lo que significa que destruye sus glóbulos rojos y puede causar vómitos, aceleración de los latidos del corazón, debilidad y fatiga, y problemas respiratorios.

2) cebollas

Las cebollas forman parte de la misma familia que el ajo y, como tal, tienen un efecto similar en el organismo cuando se ingieren en grandes cantidades.

Es posible que haya observado que algunos alimentos para perros contienen cebolla, pero no hay de qué preocuparse: las cantidades son tan pequeñas que no deberían tener ningún efecto negativo en su mascota.

Sin embargo, si su cachorro se apodera de una cebolla entera y la mastica, esto puede tener un efecto algo más pronunciado en su salud.

3) pimientos picantes

Muchos humanos no pueden soportar los pimientos picantes, así que no hace falta decir que los sistemas de los perros tampoco podrían hacerlo.

Tal vez se pregunte por qué es necesario decirlo, pero preferimos estar seguros.

Los alimentos calientes y picantes causan estragos en el sistema digestivo de su perro, desde la boca hasta los intestinos.

Sustitúyelos por:

  • Espárragos
  • Pimientos
  • Brócoli (en pequeñas dosis)
  • Coles de Bruselas
  • Col
  • Zanahorias coliflor
  • Pepino (excelente para la hidratación)
  • Judías verdes
  • Lechuga
  • Guisantes
  • Calabaza
  • Espinacas
  • Calabacín

Volver al principio ↑

Bebidas que su perro no puede tomar

1) la cafeína

La cafeína estimulante, y puede ser genial para ayudarnos a los humanos a despertarnos por las mañanas, pero puede tener algunos efectos no deseados en su cachorro. 

La hiperactividad, los temblores musculares, los jadeos, la agitación, la aceleración de los latidos del corazón y la presión arterial baja son síntomas y efectos de una sobredosis de cafeína.

Esto puede ocurrir con el café, el té e incluso con el chocolate. Si su perro presenta alguno de estos síntomas después de haber ingerido cafeína, una dosis de carbón activado es una buena idea antes de llevarlo al veterinario.

2) alcohol

El alcohol es un depresivo y puede tener algunos efectos desagradables en tus mascotas.

También se absorbe en el cuerpo de su perro muy rápidamente, por lo que esto puede salirse de control rápidamente.

El alcohol apaga eficazmente el sistema nervioso central de su mascota, provocando una pérdida de coordinación, confusión, pérdida de control de sus movimientos corporales, insuficiencia hepática y, finalmente, inconsciencia.

El vino es especialmente tóxico debido a la presencia de uvas. 

3) Store-Bought Fruit Juice

Mientras que la mayoría de las frutas son bastante saludables para su cachorro, los zumos que encuentra en la tienda suelen llevar azúcar o edulcorantes artificiales y conservantes artificiales.

Aunque el zumo de fruta recién hecho puede ser estupendo para tu mascota, es buena idea evitar cualquier cosa que tenga aditivos.

4) bebidas gaseosas

Los refrescos suelen tener un alto volumen de azúcar, así como de cafeína.

Si derramas un poco de bebida con gas y tu perro la engulle, no te preocupes. Pero si le das a probar a tu perro cada vez que tomas una, puede convertirse en un problema.

Además de los efectos nocivos del azúcar y la cafeína, las bebidas gaseosas pueden destruir los dientes de su perro y provocar una serie de  problemas dentales .

Sustitúyelos por:

Es esencial asegurarse de que su perro tenga un suministro constante de agua fresca. Sin embargo, si quieres darle a tu cachorro algo más que agua, aquí tienes algunas cosas que son seguras para ellos.

  • Zumo de fruta recién hecho (siempre que se trate de una fruta que puedan comer)
  • Zumo de verduras
  • Té verde

Volver al principio ↑

Hierbas y especias que los perros no pueden tomar

1) la sal

Aparte del hecho de que mucha de nuestra sal está excesivamente procesada,  alimentar a su perro con cosas saladas  puede alterar su equilibrio electrolítico.

Puede contribuir significativamente a la deshidratación, y si su cachorro no puede ingerir suficiente agua, el cuerpo comienza a liberar su propia agua para equilibrar las cosas.

Esto puede provocar síntomas como taquicardia, aumento de la temperatura corporal,  convulsiones ...confusión, desmayos e incluso la muerte.

2) azúcar

Mientras que los azúcares naturales que se encuentran en las frutas están bien para los perros, el azúcar procesado y granulado no lo está.

Hay varios problemas que pueden surgir de la ingesta de azúcar procesado, como problemas dentales (¡igual que los humanos!), aumento de peso que lleva a la obesidad, diabetes canina y desequilibrios hormonales.

No alimentar a su perro con azúcar significa que tiene que evitar alimentar a su perro con cosas como helados, caramelos y pan. 

3) nuez moscada

El culpable dentro de la especia de la nuez moscada es una toxina llamada miristicina.

Si tu mascota consigue hacerse con una gran cantidad de ella, puede ser bastante peligroso.

Pequeñas cantidades pueden causar problemas digestivos, pero ingerir mucha cantidad puede provocar toxicidad por miristicina, que se manifiesta con los típicos síntomas de intoxicación: aumento del ritmo cardíaco, presión arterial alta, desorientación, alucinaciones y convulsiones.

4) canela

No hay problema en que tu mascota ingiera pequeñas cantidades, pero más de una cucharadita puede provocar un aumento del ritmo cardíaco, vómitos, diarrea, bajada de azúcar y, en casos graves, insuficiencia hepática.

El otro peligro de la especia es la posibilidad de inhalación, que puede causar asfixia y dificultad para respirar.

Sin embargo, los aceites esenciales de canela son más peligrosos para los perros que la especia: ésta puede irritar la piel y desencadenar alergias, lo que provoca malestar y, en algunos casos, incluso puede causar quemaduras en la piel.

5) cebollino

El cebollino pertenece a la misma familia que el ajo y la cebolla, y como tal, comparten propiedades comunes.

Tanto si están crudas como cocinadas, provocan náuseas y vómitos, babeo excesivo, diarrea, debilidad y letargo, respiración y latidos rápidos, pérdida de conocimiento e incluso la muerte.

6) manzanilla

También hay diferentes variaciones de la planta de manzanilla, y algunas son mejores que otras.

La planta de jardín, en concreto, puede masticarse y provocar vómitos, diarrea y dermatitis de contacto.

Existe la posibilidad de que se produzcan hemorragias internas e incluso la muerte si se ha ingerido mucha cantidad. Algunos perros también son alérgicos a ella, por lo que se recomienda buscar otras formas de aliviar la ansiedad o la inflamación de tu mascota.

Sustitúyelos por:

  • Basilea
  • Aloe vera
  • Semillas de alcaravea
  • Semillas de lino
  • Jengibre
  • Perejil
  • Rosemary
  • Cúrcuma
  • Té verde

Volver al principio ↑

Otros alimentos que los perros no pueden tomar

1) chocolate

Por mucho que el chocolate negro haya reportado beneficios para la salud de nosotros los humanos, no ofrece lo mismo a nuestras queridas mascotas.

El principal ingrediente tóxico del chocolate se llama teobromina, que estimulante y dilatador de los vasos sanguíneos.

Cuanto más amargo es el chocolate, peor es para los perros, aunque el chocolate más dulce también es malo para tu perro porque contiene más azúcar.

2) la nicotina

La nicotina actúa muy rápidamente una vez ingerida, por lo que en una hora pueden aparecer síntomas como babeo, vómitos, problemas respiratorios, temblores, falta de coordinación y convulsiones.

El tabaco es un relajante para los humanos, así que imagínate los efectos que tiene en una mascota: incluso puede producirse la muerte si la dosis es lo suficientemente alta.

Los chicles de nicotina pueden ser aún peores debido a la presencia de edulcorantes artificiales. 

3) xilitol

Este popular edulcorante puede provocar una bajada extrema de azúcar en los perros, y también puede causar una insuficiencia hepática. 

No caiga en la trampa de pensar que alimentar a su perro con algo sin azúcar está bien - el xilitol es un sustituto del azúcar muy común, y en realidad es una toxina peor que el azúcar para su cachorro.

Un gran porcentaje de los casos de intoxicación por xilitol se debe a que el cachorro come chicles sin azúcar. 

4) huevos crudos

Mientras que algunos defienden la alimentación con huevos crudos para dar brillo al pelaje de su cachorro, otros se preocupan por los riesgos del colesterol alto.

Los huevos crudos están repletos de aminoácidos y grasas esenciales, pero un exceso de huevos crudos puede provocar una carencia de cierta vitamina B llamada biotina. También existe el riesgo de intoxicación por salmonela.

5) levadura

Ya sea en seco o en forma de masa, la levadura es un grave peligro para los perros.

La principal propiedad de la levadura es que sube. Crece cuando se coloca en lugares cálidos y húmedos, como la barriga de un perro.

Esto libera  gas Lo que significa que es muy probable que su perro sufra de hinchazón, que evoluciona rápidamente y pone en peligro su vida.

Se trata de una emergencia veterinaria. También es mortal hasta en un 30% de los casos, incluso con tratamiento.

6) huesos cocidos

Aunque roer un hueso puede ser útil para las mandíbulas y los dientes de los perros, esto sólo funciona con huesos crudos.

Aunque puede resultar tentador arrojarle a su perro un hueso (literalmente) después de cocinar una comida, los huesos cocidos tienen una tendencia mucho mayor a astillarse, lo que puede causar lesiones graves e incluso la muerte. 

7) productos de cannabis

Aunque el cannabis puede tener grandes propiedades curativas para los humanos, no es tan buena idea que los perros lo prueben.

A menos que utilices el aceite de CBD para tu perro con fines curativos, mantén todos los comestibles relacionados con el cannabis lejos del alcance de cualquier mascota.

Sustitúyelos por:

  • Mantequilla de cacahuete
  • Queso
  • Palomitas de maíz (sin sal y sin mantequilla)
  • Pastelitos de arroz normales
  • Frutas congeladas en verano

Volver al principio ↑

¿Qué pasa si mi perro come un alimento de esta lista?

Pero, ¿qué ocurre si tu mascota come algo que es tóxico para ella?

1) vigilarlos

Si su mascota se ha tragado una uva, una nuez de macadamia o cualquier otra cosa que figure en esta lista de alimentos más mortíferos para las mascotas, puede ser una buena idea acudir directamente al veterinario.

Si no tienes carbón activado o algún tipo de antídoto contra el veneno en casa, lleva a tu perro al veterinario lo antes posible.

Es preferible llevar a su mascota al veterinario por algo pequeño, que mantener a su perro en casa sólo para descubrir que era más grave de lo que pensaba.

2) Comprar carbón activado

Merece la pena tener esto en casa. Es realmente un fantástico antídoto contra el veneno.

Aunque no soluciona necesariamente el problema, atrae el veneno hacia sí, impidiendo que sea absorbido por el organismo hasta que el animal pueda ser tratado adecuadamente.

Sin embargo, hay algunas excepciones: es  no es efectivo  para la intoxicación por alcohol, la intoxicación por flúor, los metales pesados, los nitratos, los nitritos, el cloruro de sodio y los fertilizantes.

Dale a tu cachorro es  1-3 gramos por kilo  del peso corporal. Se administra más fácilmente mezclado con agua e inyectado en la boca con una jeringa.

3) visitar al veterinario

En muchos casos, una visita al veterinario es una buena idea incluso si su mascota no ha empezado a mostrar síntomas todavía.

Algunos síntomas tardan unas horas en manifestarse, así que si has notado que tu mascota mastica algo venenoso, llevarla al veterinario es una buena idea para adelantarse al problema.

Si sabes qué ha comido tu cachorro, díselo al veterinario. Si no estás seguro, haz una búsqueda rápida por la zona y mira si puedes detectar algo. 

Volver al principio ↑

Finalizar

Como dueños de mascotas, todos queremos que nuestros cachorros tengan una vida plena, libre y divertida.

Los cuerpos de nuestros cachorros están diseñados de forma diferente a los nuestros y pueden reaccionar negativamente a muchas cosas que comemos y bebemos a diario.

Eso no significa que no puedas darle un capricho a tu perro de vez en cuando, pero mientras te mantengas alejado de estos 31 alimentos que los perros no pueden comer, tu cachorro será feliz, estará sano y no se perderá la alegría de un sabroso tentempié.