Guía de alimentación para perros: Todo lo que necesita saber 



No hay nada más divertido que ser padre de un perro. Recibes meneos de cola, lametones, ladridos de emoción y mucho amor. Y, a cambio, tienes que asegurarte de que cuidas de tus perros lo mejor posible para que tengan una vida feliz y saludable. 

Una gran parte de la salud de su perro depende de lo que le dé de comer y de cómo lo haga.

Por eso hemos elaborado una completa guía de alimentación para perros que le ayudará a hacerlo bien.

Pautas generales de alimentación 

Por qué es importante la comida para perros 

¿Cómo de sano crees que estarías si tu dieta consistiera sólo en donuts y caramelos? Su perro necesita una dieta sana, del mismo modo que nosotros necesitamos carne, frutas y verduras sanas para fortalecer nuestro sistema inmunitario. La única pega es que tu perro no puede elegir su dieta: ¡eso depende totalmente de ti! 

Los rellenos de baja calidad y la falta de nutrientes en la comida para perros significa que el cuerpo de su perro no tendrá lo que necesita para mantenerse fuerte y luchar contra las enfermedades. Necesita un alimento para perros con una lista de ingredientes saludables y repleto de alimentos densos en nutrientes y vitaminas, minerales y antioxidantes. Inclúyelos en su dieta y el sistema inmunitario de tu perro estará preparado para enfrentarse a cualquier cosa. 


Tipos de alimentos para perros 

Cada tipo de alimento para perros tiene una composición de nutrientes diferente: algunos pueden ser mejores que otros. Lo que es mejor para un perro puede no serlo para todos. Debes dedicar algo de tiempo a averiguar qué tipo de comida consume tu perro y si realmente es la mejor opción para él. 

Completo frente a complementario

A alimento completo y equilibrado para perros contiene todo lo que el cuerpo de su perro necesita para estar sano. Eso significa que tiene cantidades adecuadas de proteínas, grasas, carbohidratos y fibra, pero también está complementado con vitaminas, minerales, antioxidantes y otras inclusiones útiles. 

La mayoría de los alimentos secos para perros se consideran completos y equilibrados. Para que un alimento para perros sea clasificado como tal, debe ser approved by AAFCOLa Asociación de Funcionarios Americanos de Control de Piensos. 

En teoría, podía alimentar a su cachorro con un alimento completo cada día y obtendría lo que necesita para mantenerse relativamente sano. Pero, en realidad, las necesidades nutricionales de su perro no se limitan a la variedad de nutrientes. 

  • En primer lugar, se trata de la cantidad de valor nutricional. Por ejemplo, la cantidad mínima de proteínas de la AAFCO está fijada en un 18%. Si su perro es muy activo, es probable que eso no sea suficiente. 
  • En segundo lugar, se trata de la calidad de los nutrientes. Por ejemplo, un 25% de proteínas procedentes de subproductos avícolas no es de tan buena calidad como un 25% de proteínas procedentes de pollo auténtico. 

Alimentos complementarios para perros no contienen todos los nutrientes necesarios para satisfacer las necesidades nutricionales de su perro. La comida húmeda para perros, las croquetas y las golosinas entran en esta categoría. 

Lo mejor es que se sirvan con un alimento completo para perros. Suelen utilizarse para añadir sabor o para aumentar la cantidad de un específico nutriente - por ejemplo, para añadir más fibra a la dieta de su perro, o para ayudarles a obtener más líquido en su sistema. 

Su perro sobrevivirá si sólo come un alimento complementario. Pero correrá el riesgo de desarrollar enfermedades y afecciones como consecuencia de los desequilibrios nutricionales. 

Los alimentos complementarios, sin embargo, son necesarios como suplementos en la dieta de su perro. Pueden añadirse como complemento de las croquetas si su perro necesita más líquido en su dieta, o si es un comensal quisquilloso. Sin embargo, le recomendamos que alimente a su cachorro con una comida para perros completa y equilibrada, y que sólo utilice alimentos complementarios cuando sean necesarios. 

Alimentos secos para perros 

El alimento seco para perros, también conocido como croquetas, es el tipo más popular de comida para perros. Consiste en pequeñas bolitas secas que no parecen gran cosa, pero que en realidad están repletas de nutrientes. De hecho, la mayoría de los alimentos secos para perros se clasifican como alimentos completos y equilibrados. 

Las croquetas ofrecen muchas ventajas. Aparte de ser nutricionalmente completas, también ayudan a mantener limpios los dientes de su perro al evitar la acumulación de sarro y bacterias. Además, es una opción muy práctica. Una bolsa de croquetas puede durar meses si se almacena correctamente (consulte la sección sobre el almacenamiento de la comida para perros más abajo), y no requiere apenas preparación antes de su administración. 

La mayoría de los alimentos secos para perros contienen carne de verdad, cereales saludables, frutas, verduras, vitaminas y minerales. Se completan con la adición de suplementos adicionales como ácidos grasos Omega, glucosamina y condroitina, taurina y prebióticos y probióticos para reforzar el sistema inmunitario de su perro. 

Diferentes métodos de preparación de la comida seca para perros

Hay varias formas de preparar la comida seca para perros. 

  • Extrusión . Se trata de secar las materias primas, molerlas en polvo, mezclarlas y cocerlas al vapor. A continuación, la mezcla se pasa por una máquina "cortadora de galletas" donde se corta en bolitas y se seca. A veces se añaden aceites para dar más sabor. 
  • Horneado . Este proceso utiliza temperaturas más bajas que la extrusión, pero a menudo utiliza gluten de trigo para aglutinar los gránulos. Esto podía ser un problema para los perros con estómagos sensibles. 
  • Prensado en frío . En este proceso, no hay altas temperaturas que puedan reducir el valor nutricional de los alimentos. Algunos ingredientes aún tienen que ser cocinados antes de ser secados y molidos, pero implica menos procesamiento que la extrusión. 
  • Secado al aire y f secado de reeze también son populares. Estas son las formas menos dañinas de crear comida seca para perros. A veces es necesario rehidratarlos antes de que su perro pueda comerlos. 

Alimentos húmedos para perros 

La comida húmeda para perros, a veces también llamada comida enlatada, es fácil de reconocer. Se presenta en una lata, bandeja o sobre, y en porciones mucho más pequeñas que la comida seca para perros. Es muy raro, si es que es posible, encontrar un alimento húmedo para perros que sea completo y equilibrado. Son alimentos complementarios para perros que se sirven mejor con la comida seca. 

Los alimentos húmedos para perros suelen tener muchas calorías, pero un valor nutricional inferior al de las croquetas. Contienen más humedad que los alimentos secos para perros, cerca del 80% en la mayoría de los casos. Sin embargo, esto significa que hay menos proteínas y grasas, ya que la mayoría de los alimentos enlatados para perros contienen menos del 10% de proteínas y menos del 5% de grasas. Tampoco suelen contener suplementos añadidos. 

Es probable que esto no sea suficiente para alimentar adecuadamente a los perros activos. Recomendamos añadir una o dos cucharadas de comida húmeda a las croquetas de su cachorro si cree que no está recibiendo suficiente agua durante el día, pero no sugerimos utilizarla como único alimento. 

Los ingredientes se mezclan y cocinan, y luego se sellan al vacío y se esterilizan con calor. Esto significa que suelen tener una larga vida útil con pocos conservantes artificiales, por lo que podía guardar algunos de estos en su despensa para cuando los necesite. 

Aunque no se recomiendan como comida principal, los alimentos húmedos para perros pueden ser una opción útil para los perros que tienen problemas dentales graves y no pueden triturar las croquetas secas, los que están operados o tienen una lesión en la boca, o los perros que están enfermos y necesitan algo suave y extra digerible durante unos días. 

Alimentos crudos para perros 

La moda de la comida cruda para perros se ha hecho muy popular. Muchos consideran que es la forma más "biológicamente apropiada" de alimentar a su perro, ya que es lo que comerían en la naturaleza si aún no estuvieran domesticados. 

La belleza de una dieta cruda es que en su mayor parte no está procesada. Esto significa que el alimento conserva casi todos los nutrientes originales, en una forma fácilmente digerible. Aparte de la mejora de la salud digestiva, otros beneficios de alimentar a su perro con una dieta cruda son un mayor nivel de energía, una piel flexible y un pelaje brillante, y un aliento menos oloroso. 

Puede encontrar algunos alimentos crudos preparados en el mercado. Algunas marcas ofrecen opciones de comida completamente cruda, como Stella & Chewy. Otras, como Instinct, han creado mezclas de alimentos crudos y croquetas, como pellets de comida seca para perros recubiertos de alimentos crudos. Estas mezclas son útiles para los padres de mascotas que desean pasar a alimentar a sus perros con alimentos crudos, ya que les permite experimentar el sabor y la textura de los alimentos crudos antes de cambiar por completo. 

Muchos padres de perros que eligen la comida cruda la preparan en casa. La carne, las frutas y las verduras crudas, los huevos y los aceites forman parte esencial de las dietas crudas. Si prepara la comida de su perro en casa, deberá tener especial cuidado para asegurarse de que es lo más equilibrado posible . Un 70% de carne muscular magra, un 10% de carne de órganos, un 10% de huesos crudos y un 10% de verduras es un buen comienzo. 

Aunque la alimentación cruda es muy popular y puede ser extremadamente saludable, existen algunos problemas de salud potenciales. Una mezcla incorrecta puede dar lugar a una dieta desequilibrada. También hay un mayor potencial de bacterias en los alimentos crudos, ya que no se eliminan en un proceso de cocción. También puede producirse una contaminación cruzada durante el proceso de preparación. 

Alimentar a su perro con alimentos crudos también puede ser caro. Las croquetas secas pueden costar hasta 3 dólares por libra si son de primera calidad, pero comprar alimentos crudos de alta calidad en las cantidades que su perro necesita puede acabar costando el doble. Además, no tiene una vida útil tan larga como la comida seca para perros. 

Alimentos frescos para perros 

La comida fresca para perros es básicamente lo mismo que la comida para humanos. Alimentar a su perro con comida fresca es muy similar a alimentarlo con comida cruda, excepto que usted cocina la comida fresca antes de dársela a su cachorro. 

Los ingredientes de los alimentos frescos incluyen carne (carne de músculo y carne de órganos), y una variedad de verduras. Ten en cuenta que nunca se recomienda alimentar al perro con huesos cocidos, ya que son más blandos que los crudos y pueden astillarse con facilidad, lo que aumenta el riesgo de lesiones para el perro. 

Comprar comida fresca para su perro puede ser caro, y cocinarla cada día puede llevar mucho tiempo. Pero no contiene conservantes, ni sabores o colores artificiales, por lo que sabes que tu perro está recibiendo la comida más natural posible. 

La cocción de los alimentos puede reducir ligeramente su valor nutricional, pero no están tan procesados como los alimentos comerciales para perros. El inconveniente es que los alimentos frescos no se mantienen frescos durante mucho tiempo. Desde luego, no puedes guardarlo en la despensa como la comida seca para perros, o incluso las latas de comida húmeda para perros. Sin embargo, puedes congelar los alimentos frescos y cocinarlos más tarde. 

Al no contener aditivos artificiales, es probable que vea cambios notables en la salud de su perro. Su pelaje puede adquirir un brillo inusual, sus niveles de energía pueden aumentar y los estómagos sensibles pueden aliviarse. 

Al igual que con la comida cruda, tendrá que asegurarse de que su perro recibe todos los nutrientes que necesita, incluidos los extras como la taurina o los suplementos para las articulaciones. Si la alimentación de su perro con alimentos frescos o crudos le parece una buena idea, merece la pena dedicar un poco de tiempo a conocer exactamente las necesidades nutricionales de su perro y averiguar cómo satisfacerlas al preparar los alimentos frescos. 


Cómo elegir el alimento adecuado para el perro 

Entonces, ¿cómo elegir el tipo de alimento adecuado para su perro? Cada perro es diferente, y también lo es cada padre de familia. Tenga en cuenta: 

  • Las necesidades nutricionales de su perro 
  • Su presupuesto 
  • Cuánto tiempo tiene 
  • Sus preocupaciones de seguridad 
  • Si su perro es alérgico o no  

Obviamente, lo que elijas tendrá que satisfacer las necesidades nutricionales de tu perro. 

Si tienes un presupuesto limitado, el alimento seco para perros puede ser la mejor opción. Se puede comprar a granel y dura mucho tiempo. 

Los perros con alergias o problemas digestivos pueden encontrar que sus signos y síntomas se alivian drásticamente con una dieta fresca o cruda, gracias al mínimo procesamiento. 


Cuánto alimentar 

No hay una respuesta exacta a esta pregunta. La cantidad de comida que debes dar a tu perro depende de su raza, su tamaño, su edad y su estado de salud general. 

Sin embargo, hay algunas reglas generales. Los perros deben hacer dos o tres comidas al día. Si no puedes estar en casa a la hora de comer para servirles la comida del mediodía, bastará con un desayuno y una cena algo más abundantes. 

Cómo alimentar a su perro la cantidad adecuada es importante. Demasiada comida, y ganarán peso. Esto puede contribuir a problemas cardíacos, hepáticos y renales, y ejercer una presión innecesaria sobre las articulaciones, por no mencionar que probablemente tu perro se sienta incómodo. 

Si se le alimenta con poca cantidad, aunque se le dé un alimento completo y equilibrado, no recibirá suficientes nutrientes. El sistema inmunitario de su perro puede verse afectado, haciéndolo más susceptible a las enfermedades. Puede perder peso y sentirse demasiado débil para ser muy activo. 

Entraremos en detalles más adelante en el artículo, pero para saber qué cantidad de comida necesitas darle a tu perro, necesitarás saber dos cosas: el peso ideal de tu perro (puedes buscarlo en Google o preguntarle al veterinario de tu perro), y cuántas calorías hay en una taza de la comida que está comiendo. 

Si le das a tu cachorro un alimento seco, la información calórica se encuentra en el envase del alimento para perros. Si lo alimentas con comida cruda o fresca, tendrás que hacer algunos cálculos en función de los valores calóricos de los ingredientes con los que lo alimentas. 

Aquí tienes una útil calculadora de alimentos para perros que le ayudarán a calcular la cantidad que debe dar a su perro al día. Tendrás que saber el número de calorías de la comida que está comiendo actualmente y tener en cuenta que tendrás que dividir el total final entre dos o tres comidas al día. 


Pautas para mezclar diferentes alimentos 

Si tu perro come un alimento completo y equilibrado, no necesitas añadirle nada más. Pero eso no significa que no puedas mezclar alimentos para perros. 

Los perros quisquillosos pueden beneficiarse de la mezcla de diferentes alimentos. Los perros que no obtienen todos los nutrientes que necesitan en su comida también pueden necesitar una combinación de alimentos para darles todo lo que necesitan para mantenerse sanos. 

Si quieres mezclar alimentos, asegúrate de que te ciñes a la cantidad de calorías de tu perro. No puede añadir simplemente comida húmeda sobre la cantidad normal de comida seca que come. Tendrá que reducir la cantidad de comida seca para conseguir el mismo número de calorías para la comida. 

Algunos padres de mascotas se preguntan si mezclar dos alimentos del mismo tipo (por ejemplo, dos alimentos secos diferentes para perros) podía beneficiar a su perro. Aunque su perro puede disfrutar de dos sabores diferentes en un mismo plato, si surge una sensibilidad alimentaria puede ser difícil saber a qué alimento o ingrediente está reaccionando. 

Le recomendamos que se limite a un alimento de cada tipo si va a mezclar; por ejemplo, un alimento seco y otro húmedo. Además, si vas a mezclar, mantén sabores similares. 

Cambio de alimentos para perros 

Aunque no recomendamos mezclar dos alimentos para perros del mismo tipo, no hay nada de malo en cambiarlos periódicamente si el perfil nutricional de ambos alimentos es similar. Puede evitar que su perro se aburra del mismo sabor o textura. 

Sin embargo, no debe alimentar a su perro con un alimento diferente mañana. En este caso, recomendamos mezclar dos alimentos para perros del mismo tipo, pero sólo durante un breve periodo de tiempo. Si tu perro reacciona mal a la mezcla, puedes estar seguro de que la causa es el nuevo alimento. 

Para asegurarse de que el estómago de su perro puede aceptar el nuevo alimento, introdúzcalo lentamente, preferiblemente mezclado con el alimento anterior. Empiece mezclando un 10% de la nueva comida con un 90% de la antigua. Mantenga esta combinación durante dos o tres días. Si todo va bien, sube a un 30% de comida nueva y un 70% de comida vieja. De nuevo, dale unos días para asegurarte de que no hay ninguna reacción adversa. 

A continuación, divídala por la mitad durante unos días, y luego haga un 70% de la comida nueva y un 30% de la antigua. Si tu perro está contento y sigue sano, puedes seguir adelante y cambiar la comida antigua por la nueva por completo. 

Almacenamiento de alimentos para perros 

Almacenar la comida de tu perro de forma incorrecta puede hacer que se estropee, lo que puede poner en peligro la salud de tu mascota y acabar costándote mucho dinero innecesario. 

Cuando almacene la comida seca para perros, asegúrese de que está en un recipiente cerrado. Si es posible, coloque toda la bolsa original en un recipiente sellado. Si no puedes, haz una foto del código de barras original. De este modo, tendrás acceso al número de lote del alimento en caso de que algo vaya mal o tengas que presentar una reclamación. 

También debe permanecer en una zona de temperatura controlada. El exceso de frío o calor puede hacer que los nutrientes del alimento se descompongan. La FDA recomienda almacenar la comida seca para perros en un lugar menos del 80℉

Si utilizas comida húmeda para perros, refrigera las sobras inmediatamente. Utilícelas antes de dos días o tírelas. Según la FDA, su refrigerador debe estar a 40℉ o menos para conservar los alimentos adecuadamente. 

La comida cruda o fresca puede congelarse hasta seis meses. Al igual que la comida húmeda para perros, coloque cualquier alimento descongelado y no utilizado en el frigorífico y utilícelo en uno o dos días. 

No alimentes a tu perro con comida caducada. Al igual que la comida para humanos, está ahí por una razón.

Volver al principio ↑

Leer la etiqueta 


La lista de ingredientes 

Algunos ingredientes pueden ser realmente buenos para sus perros, pero otros pueden no ser tan saludables o nutritivos para ellos. Algunos pueden incluso causarles ciertas afecciones que afectan en gran medida a su salud. Más adelante en este artículo, hablaremos de los ingredientes que suelen causar alergias en muchos perros. Cada raza tiene sus propias necesidades nutricionales y puede tener diferentes reacciones a determinados ingredientes alimentarios. 

Cada La raza del perro necesita ingredientes de alta calidad y reales en su comida. El primer ingrediente que debe figurar en la etiqueta de la comida para perros es la carne de verdad, seguida idealmente de las verduras, los cereales sin gluten y las frutas. 

Algunas razas son más propensas a las alergias que otras, lo que significa que ciertos ingredientes pueden afectar a estas razas peor que a otras. Comprender la raza de tu perro y a qué es susceptible puede ayudarte a evitar los ingredientes problemáticos desde el principio. 

No tenemos espacio para hablar de todas las razas en este artículo. Pero para su comodidad, aquí están los alimentos para perros que recomendamos para estas razas, junto con alguna información sobre su salud y alergias particulares. 

Es importante saber que no todo los perros van a tener alergias o ser sensibles a los ingredientes sólo por su raza. Algunos perros tienen un estómago más fuerte que otros. Pero conocer los posibles problemas desde el principio puede ayudar a evitarlos más adelante. 

Por supuesto, deben evitarse los ingredientes artificiales, los subproductos animales y los cereales que contienen gluten, independientemente de la raza de su perro. 


El análisis típico  

En el envase de su comida para perros, encontrará una lista de ingredientes y una lista de análisis garantizados. Aquí encontrará información sobre los porcentajes de nutrientes del alimento para perros. 

Esto suele aparecer: 

  • Proteína (a veces llamada proteína bruta) 
  • Grasa (a veces llamada grasa bruta) 
  • Fibra 
  • Humedad 
  • Ácidos grasos omega 
  • Vitaminas 
  • Minerales 
  • Prebiotics or probiotics 
  • Suplementos para las articulaciones 
  • Otras adiciones 

La lista de análisis garantizados no suele contener el contenido de carbohidratos del alimento. No es necesario que lo sepa, ya que los perros obtienen su energía de la grasa y no de los carbohidratos. Los hidratos de carbono sí aportan vitaminas y minerales, pero es menos importante conocer las cifras exactas. 

No todas las etiquetas de los alimentos para perros son exactamente iguales. Algunos contienen vitaminas específicas (a menudo vitamina A y vitamina E), mientras que otros especifican minerales concretos, como el zinc o el selenio. 

También es importante saber que las listas de análisis garantizados de los alimentos para cachorros y los alimentos para adultos difieren ligeramente. Los alimentos para cachorros especificarán el contenido de calcio y fósforo, así como de DHA y EPA, que son nutrientes esenciales para el desarrollo de los cachorros. 

A continuación repasaremos los elementos más importantes con más detalle, para que sepas en qué números debes fijarte cuando veas esta lista.

Volver al principio ↑

Comprobación de los nutrientes importantes de los alimentos para perros 


Proteína 

La proteína es el ingrediente más destacado de todos los alimentos para perros. Es un nutriente esencial para el desarrollo muscular. Es el componente básico de un cuerpo sano, por lo que es importante asegurarse de que su perro reciba la cantidad suficiente. 

La AAFCO recomienda un 18% de proteínas como mínimo para los perros adultos. Sin embargo, no se atasque en este número: es un verdadero mínimo y en realidad sólo es un número apropiado para los perros que no son activos. 

Los perros que hacen mucho ejercicio deberían recibir un 25% de proteínas o más. Esto es suficiente para mantener la masa muscular y ayudarles a desarrollar más músculo si lo necesitan. A los perros de caza o de trabajo les vendría bien un recuento de proteínas por encima de los 30, incluso. 

High-protein recipestambién ayudan a que su perro se mantenga saciado durante más tiempo. Si la comida de su perro se compone principalmente de ingredientes con carbohidratos, como los cereales o las verduras, se digieren mucho más rápido, lo que hace que su perro busque comida de nuevo antes. 

No todas las proteínas son iguales. La proteína animal es la mejor fuente con diferencia. No sólo contiene la mayor cantidad de proteínas saludables, sino que también proporciona a su perro aminoácidos esenciales. Las proteínas vegetales no son algo malo de ver en una lista de ingredientes, pero si son la primera o la única proteína, entonces es una bandera roja. 

El pollo, la ternera, el cordero, el salmón, el pavo y el pato son las proteínas más comunes y todas ellas proporcionan buenos niveles de nutrientes (siempre que sean el ingrediente más destacado del alimento). Otras fuentes de proteínas menos comunes son el conejo, el bisonte, el venado, el cerdo, el pescado blanco, la trucha y las carnes exóticas como el canguro o la pintada. 


Grasa/aceite 

Los humanos obtenemos la mayor parte de nuestra energía de los carbohidratos. Los perros, en cambio, obtienen la mayor parte de su energía de las grasas. El contenido en grasas de su comida para perros es lo segundo que verás en una lista de análisis garantizados. 

La AAFCO recomienda un mínimo del 5% de grasa. Sin embargo, este porcentaje es extremadamente bajo y no servirá para mantener a un perro activo. Las necesidades energéticas de los perros varían según el tamaño y la raza, pero para los perros activos recomendamos entre el 12 y el 15%. Los perros de trabajo o de caza podrían incluso necesitar más que eso. 

Si su perro sigue una dieta rica en grasas pero no hace suficiente ejercicio, podía empezar a acumular kilos. Si come poca grasa, puede perder peso o notar que sus niveles de energía disminuyen notablemente. 

Algunas buenas fuentes de grasa son la grasa de pollo, la grasa de cerdo, el aceite de salmón o el aceite de linaza. Es preferible que haya una fuente de grasa animal en primer lugar. Evite los alimentos para perros con ingredientes de nombre vago, como "grasa animal". La transparencia es importante, y usted no tiene ni idea de qué ingrediente es realmente. 

Además, hay que tener en cuenta que los perros alérgicos a la carne de pollo pueden ingerir a menudo grasa de pollo sin ninguna reacción adversa. El problema es la carne, no la grasa. Por lo tanto, si su perro es sensible al pollo como fuente de proteínas, debería poder comer un alimento para perros que contenga grasa de pollo. No obstante, ¡pruebe primero en pequeñas dosis! 


Fibra 

No todos los perros necesitan un dieta rica en fibra pero todos los perros necesitan una cierta cantidad de fibra. Los ingredientes con fibra ayudan a que su perro se sienta satisfecho durante más tiempo, sin añadir calorías adicionales. 

La fibra es básicamente partes de las plantas que su perro no puede digerir. Como puedes imaginar, esto significa que cuando la comen, va a parar a los intestinos de tu perro, donde abulta sus cacas. 

Es crucial asegurarse de que su perro recibe suficiente fibra en su dieta. Una de las cosas sorprendentes sobre la fibra es que puede ayudar a prevenir la diarrea (absorbiendo el exceso de líquido), pero también puede ayudar a prevenir el estreñimiento (aportando más agua al colon). En otras palabras, equilibra muy bien el sistema digestivo. 

Al mantener a su perro saciado durante más tiempo, una dieta rica en fibra puede ayudar a las mascotas con sobrepeso a perder peso. También puede ayudar a regular el nivel de azúcar en sangre, al ralentizar la absorción de ciertos nutrientes. Esto es especialmente útil para los perros diabéticos. 

Hay dos tipos de fibra: la soluble y la insoluble. No es necesario que entiendas las diferencias, pero un alimento para perros completo y equilibrado contendrá ambas. 

Entre los ingredientes con alto contenido en fibra se encuentran: 

  • cereales (arroz, avena, cebada, etc.)
  • calabazas (calabaza, calabacín, etc.)
  • y otras verduras (boniato, zanahorias, judías verdes, etc.).

Otro ingrediente de fibra común que puede ver en una lista de análisis garantizado es la pulpa de remolacha. 


Minerales/Ash 

No se preocupe si ve la palabra "ceniza" en la etiqueta de análisis garantizado de un alimento para perros. No se refiere a los restos quemados de los ingredientes, sino al contenido mineral del alimento para perros. 

Un alimento para perros no tiene que contener minerales añadidos para ser clasificado como completo y equilibrado. Pero la mayoría de los ingredientes de los alimentos para perros contienen algunos minerales, por lo que incluso si no hay minerales añadidos, el contenido de cenizas/minerales en la mayoría de los alimentos para perros es significativo. 

Los perros necesitan un mínimo del 2% de ceniza bruta en sus dietas para satisfacer sus necesidades de minerales. Los minerales cumplen una serie de funciones en el organismo de su perro. Aunque no pueda determinar con exactitud qué minerales ingiere su perro en su comida, los desequilibrios minerales pueden provocar diversos problemas de salud. 

Entre los minerales importantes se encuentran el calcio, el fósforo, el sodio, el potasio, el magnesio, el zinc, el hierro, el cobre, el manganeso, el selenio, el yodo, los fosfatos de sodio, los citratos de potasio y minerales quelados

El calcio y el fósforo son especialmente importantes para los cachorros. Ambos son importantes para la salud de los huesos y los dientes. Una proporción de 1:1,2 es necesaria para que los cachorros crezcan correctamente y a un ritmo adecuado. 

Además del calcio y el fósforo, otros minerales que puede ver añadidos en una lista de análisis garantizados son el zinc y el selenio. Sin embargo, el contenido en cenizas no siempre aparece en la lista. Pero no te preocupes si no lo ves. Mientras la lista de ingredientes contenga ingredientes sanos y reales que incluyan carne, frutas y verduras, el contenido de minerales debería ser perfectamente correcto. 


Vitaminas 

Las vitaminas y los minerales suelen considerarse ingredientes secundarios, pero se encuentran en la mayoría de los ingredientes saludables. 

Algunos alimentos tienen vitaminas añadidas que se reflejan en su lista de análisis garantizados. Estas son comúnmente la vitamina A, la vitamina E y la vitamina C (también conocida como ácido ascórbico, que a menudo se utiliza como conservante). 

Aunque no vea vitaminas añadidas en la lista, puede estar seguro de que hay vitaminas en la comida de su perro. Ingredientes como la fruta y la verdura están repletos de vitaminas. Además, un alimento no puede clasificarse como completo y equilibrado si no contiene vitaminas en una cantidad decente. 

Pero los desequilibrios vitamínicos también pueden causar problemas de salud. Por ejemplo, unos niveles bajos de vitamina E pueden provocar una piel seca y escamosa. Un exceso de vitamina A puede provocar dolores articulares. 

Las afecciones médicas pueden provocar desequilibrios vitamínicos, lo que significa que puede ser necesario complementar la dieta con comprimidos vitamínicos o masticables. Si su perro padece algún problema de salud, consulte con su veterinario si es necesario añadir un suplemento vitamínico a su dieta. 

Si es así, ¡nunca alimentes a tu perro con vitaminas creadas para los humanos! Suelen tener dosis diferentes y pueden contener otros compuestos que incluso podrían ser perjudiciales para tu perro. Una buena forma de añadir más vitaminas a la dieta de su perro de forma saludable es darle algunas verduras o frutas crudas como tentempié. Tenga cuidado lo que se les da de comer Sin embargo, no todas las frutas y verduras son adecuadas. 

Los alimentos completos para perros deben proporcionarle todas las vitaminas que necesita. Si le das a tu perro comida cruda o fresca, tendrás que complementarla con un multivitamínico.

Volver al principio ↑

Alérgenos comunes


Maíz, trigo y soja 

Es posible que los vea en la lista de ingredientes como "cereales". Básicamente, son granos que contienen gluten, y el gluten es indigerible para los perros. Estos tres ingredientes (y sus variantes) se consideran rellenos de baja calidad. 

Como no son digeribles, muchos perros tendrán reacciones adversas a ellas. Algunos perros pueden presentar diarrea, mientras que otros pueden sufrir estreñimiento. Elija en su lugar alimentos para perros con granos sin gluten. 

No todos los perros reaccionan mal a ellos, pero tampoco ofrecen ningún valor nutricional. Incluso si su perro ha comido alimentos para perros que contienen estos ingredientes y no ha tuvo una reacción negativa, no ofrecen nada de valor a la dieta de su perro. 

Fuentes de proteínas 

Pollo Los alérgenos proteicos más comunes son la carne de vacuno y la de cordero. Por desgracia, ¡también son las proteínas más utilizadas en los alimentos para perros! 

Si su perro se muestra reacio a comer su comida, podía ser que la fuente de proteínas no esté de acuerdo con su estómago. Cambie la proteína y vea si come con más entusiasmo. Salmón, whitefish y el pavo suelen ser más fáciles de digerir. 

Es importante tener en cuenta que los subproductos proteicos pueden ser un problema para los perros con un estómago sensible. Los subproductos no siempre son terribles para la salud de su perro, pero puede contienen ingredientes como picos, garras y pezuñas. Por lo general, no son muy nutritivos y pueden alterar el estómago de su perro. Evítelos. 

Legumbres 

Las legumbres son cosas que crecen en vainas. Incluyen cosas como lentejas, guisantes, cacahuetes, garbanzos y alubias. No todas ellas son malas para tu perro, pero algunos estómagos no las toleran bien. 

Los perros que reaccionan mal a las legumbres suelen reaccionar a las alubias o los guisantes. Las lentejas y los garbanzos suelen ser más saludables, además de estar repletos de vitaminas, minerales y fibra. 

Pero la elección de un legume-free dog foodpuede eliminar cualquier posible problema desde el principio. Asegúrese de que la comida para perros que elija contenga verduras saludables para mantener un alto contenido de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. 

Patatas 

Las patatas blancas son uno de esos ingredientes a los que algunos perros reaccionan mal. Son un ingrediente común, pero en realidad ofrecen menos nutrientes que otras verduras. Aunque son una gran fuente de fibra, vitaminas y minerales, generalmente son menos densas en nutrientes que otras verduras. 

Si su perro sufre de sensibilidad estomacal cuando come un alimento para perros con patatas, puede probar un potato-free option. Asegúrate de que el nuevo alimento que elijas no contenga ingredientes furtivos como la fécula o la proteína de la patata. 

Los boniatos, las calabazas y otras calabazas son buenas verduras alternativas a las patatas. Proporcionan energía sostenida y una serie de vitaminas y minerales. 

Ingredientes artificiales 

Los conservantes, colorantes y aromatizantes artificiales pueden provocar trastornos digestivos en algunos perros. Estos ingredientes suelen ser sintéticos y no ofrecen ningún valor nutricional. 

Busque alimentos para perros que contengan conservantes naturales y colores y sabores procedentes de verduras y frutas. Evite ingredientes como el amarillo 5, el amarillo 6, el azul 2 y el rojo 40, que son colorantes artificiales. Cualquier ingrediente llamado "color caramelo" también es sospechoso. 

Son aceptables los conservantes naturales como los tocoferoles mixtos, el ácido ascórbico y los extractos de plantas como el aceite de romero. Los ingredientes conservantes de bandera roja son la etoxiquina, el hidroxitolueno butilado (BHT) y el hidroxianisol butilado (BHA).

Volver al principio ↑

Guía de alimentación


No importa la edad, el tamaño o la actividad de su perro, su comida debe ser de alta calidad, contener carne auténtica, frutas y verduras saludables, cereales sin gluten y una gama completa de los suplementos necesarios. 

Profundicemos en pautas de alimentación más específicas. 

Cachorros 

Alimentar a tu cachorro es importante, pero es igual de importante alimentar a la madre correctamente mientras está embarazada . Esto dará a los cachorros los nutrientes que necesitan incluso antes de nacer ¡! Es la mejor manera de que empiecen de forma saludable. 

Una perra embarazada necesitará un alimento para cachorros con un 20% o más de grasa. Al fin y al cabo, está comiendo por muchos y necesita energía extra. También tiene que ser alto en calorías, alto en proteínas, fácil de digerir, y debe contener DHA y una proporción saludable de calcio/fósforo. Dale varias comidas de este tipo a lo largo del día. 

Ahora, veamos cómo alimentar a los cachorros cuando nacen. 

Del nacimiento al destete (8 a 10 semanas) 

Los cachorros recién nacidos suelen ser alimentados por su madre durante las primeras semanas de vida. Si son amamantados por su madre, tendrás que seguir alimentándola con una dieta rica en grasas y calorías mientras la amamanta. 

Si tiene que alimentar usted mismo a un cachorro recién nacido, tendrá que darle el biberón cada 3 o 4 horas hasta que tenga dos semanas. De las dos a las cuatro semanas, se les puede dar el biberón cada 6 u 8 horas. 

A partir de las cuatro semanas, los cachorros empiezan a desarrollar sus dientes. En este momento, debe iniciarse la transición a la comida sólida. Remoje algunos gránulos para cachorros en una mezcla de agua y sustituto de la leche hasta que esté blanda y esponjosa. Sumerge la nariz del cachorro con cuidado en esta mezcla unas cuantas veces al día hasta que aprenda a lamer. 

Una vez que empiece a lamer la mezcla de comida y agua/leche, reduzca gradualmente la cantidad de humedad que añade al alimento en cada comida. Lo ideal es que a las cuatro o seis semanas coman el alimento para cachorros sin humedad añadida. De vez en cuando pueden seguir alimentándose de la madre, pero deberían comer más de su propia comida para cachorros. 

A esta edad, debe alimentarlos de 4 a 6 veces al día. Entre las ocho y las diez semanas, deberían estar completamente destetados de su madre y deberían comer cuatro veces al día comida para cachorros. 

8 semanas hasta la edad adulta 

Desde las 8 semanas hasta los tres meses aproximadamente, su cachorro debería hacer cuatro comidas al día. A esta edad, puedes empezar a darle tres comidas ligeramente más abundantes al día. Asegúrate de que sigues alimentando a tu cachorro con la cantidad adecuada de calorías aunque haga menos comidas. 

Entre los 6 y los 9 meses de edad, la mayoría de los perros deberían pasar a hacer dos comidas al día. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los cachorros de razas pequeñas, como los Yorkies, madurarán más rápido que las razas grandes, como Rottweilers o razas gigantes como Cachorros de gran danés

Cachorros de razas grandes pueden necesitar tres comidas al día hasta la edad de dos años aproximadamente. Es conveniente que hables con tu veterinario sobre este tema para asegurarte de que estás alimentando a tu cachorro correctamente según su raza y tamaño. 


Adultos y perros senior 

Perros castrados 

Si has castrado a tu perro, necesitará menos calorías. Los perros castrados también tienen un metabolismo más lento, por lo que es esencial que los alimentes en consecuencia. 

Una vez que su perro haya sido castrado, tendrá que tomarse un tiempo para ver cómo reacciona a la comida. Vigile de cerca a su perro en las semanas siguientes a su esterilización. Es probable que empiece a ganar peso si come la misma cantidad. 

Reduce su comida en un 15% aproximadamente y obsérvalo durante una o dos semanas para ver qué efecto tiene. Si parece que sigue ganando peso, redúcelo un poco más o elige un alimento menos calórico. Si parece que está adelgazando demasiado, vuelve a aumentar la cantidad en un 5% aproximadamente. 

Una vez que hayas encontrado el punto óptimo en el que tu perro es activo pero no gana peso, calcula su nuevo recuento de calorías y asegúrate de cumplirlo con la comida y las golosinas. 

Active/Working Dogs 

Los perros que son extremadamente activos (más que un perro típico) o que son perros de trabajo, necesitarán más calorías, más grasa y más proteínas que otros. 

Es necesario un mayor número de grasas para facilitar sus niveles de energía, que son superiores a la media. Recuerde que los perros obtienen su energía de la grasa, por lo que una cantidad de grasa en torno a los diez años sería adecuada para los perros activos. Los perros que gastan mucha energía haciendo un trabajo duro pueden incluso beneficiarse de un 20% de grasa o más. 

También es importante un alto contenido en proteínas (30% o más), para mantener la masa muscular y mantenerlos lo suficientemente fuertes como para mantenerse activos. Dado que los perros activos queman más calorías, es una buena idea elegir un alimento para perros que sea ligeramente más alto en calorías para que no terminen quemando mucho más de lo que comen. 

Razas pequeñas 

Le sorprenderá saber que los perros de razas pequeñas necesitan más calorías por kilo que los de razas grandes. Una raza pequeña necesita unas 40 calorías por kilo de peso corporal al día. Recuerde que tendrá que dividir ese total entre el número de comidas que le dé a su perro. 

No importa realmente cuántas calorías hay en cada taza de su comida para perros. Lo que importa es que le des la cantidad adecuada. 

Por ejemplo, si su perro necesita 400 calorías al día y su comida contiene 400 calorías por taza, aliméntelo con ½ taza dos veces al día. Si su comida contiene 300 calorías por taza, tendrás que darle ⅔ taza dos veces al día. 

Además de ser un alimento para perros de alta calidad, las croquetas que elijas deben ser lo suficientemente pequeñas como para que sus pequeñas mandíbulas puedan manejarlas, ser fáciles de digerir, tener un contenido de grasa en la década alta y contener suplementos para fortalecer esas pequeñas articulaciones. 

Razas grandes 

Perros de raza grande (50+ libras cuando son adultos) necesitan unas 20 calorías por libra al día. Sorprendentemente, también necesitan menos grasa que los perros pequeños - en el bajo a mediados de los adolescentes, dependiendo de sus niveles de actividad. 

Las croquetas para razas grandes deben ser ligeramente más grandes para que puedan masticarlas adecuadamente. De esta forma se evita que las devoren demasiado rápido, lo que puede provocar molestias o situaciones peligrosas como hinchazón

También son importantes un alto contenido en proteínas (30% o más) y la adición de glucosamina y condroitina. Tenga en cuenta que los cachorros de razas grandes también necesitan una proporción de calcio/fósforo de 1:1,2, para facilitar el crecimiento adecuado de sus huesos y prevenir trastornos óseos más adelante. 

Las necesidades nutricionales de las razas gigantes son muy similares. Pueden necesitar incluso menos grasa y una cantidad moderada de calorías. Si ganan demasiado peso, sus articulaciones pueden sufrir un gran esfuerzo. 

Perros senior (más de 7 años) 

A medida que los perros envejecen, tienden a ralentizar su actividad diaria. Algunos perros se ralentizan significativamente, mientras que otros sólo se vuelven ligeramente menos activos. 

Los perros senior pueden necesitar suplementos adicionales en su dieta. Si son notablemente menos activos, es necesario reducir la cantidad de grasa. Un alto contenido en proteínas sigue siendo útil para mantener la masa muscular y conservar la fuerza. 

Si aún no lo están, los perros mayores pueden beneficiarse de un suplemento de glucosamina o de cambiar a un alimento que contenga suplementos para las articulaciones. También es muy útil un suplemento de DHA en la comida para perros mayores, para mantener su cerebro y sus ojos agudos. 

Algunos perros mayores (especialmente los que tienen bocas pequeñas o problemas dentales graves) pueden tener dificultades para triturar las croquetas en su vejez. En este caso, es una buena idea pasar a una comida húmeda, fresca o incluso cruda. Por lo general, estos alimentos son más fáciles de masticar y más fáciles para el sistema digestivo. 

Perros quisquillosos o glotones 

Alimentar a los perros quisquillosos 

En algunos casos, los perros están perfectamente sanos y no tienen alergias, pero simplemente comedores quisquillosos ¡! Los perros no son tan diferentes de los humanos en algunos aspectos, y también pueden aburrirse de comer la misma comida para perros una y otra vez.

Estos son algunos consejos que le ayudarán a controlar a los perros quisquillosos:

1) Añade un topper para las croquetas 

Aquí es donde los alimentos húmedos o enlatados para perros pueden ser útiles. Cuando la comida seca para perros se vuelve un poco aburrida, la adición de una croqueta sabrosa con una textura un poco diferente puede ser todo lo que se necesita para conseguir que se entusiasmen por comer de nuevo. 

Puedes introducir una cucharada de comida enlatada en sus croquetas o comprar bolsas listas para añadir diseñadas específicamente para este fin. No obstante, trate de no mezclar dos sabores tan diferentes. Si las croquetas de su perro tienen sabor a salmón, intente limitarse a los complementos con sabor a pescado. 

Recuerde que también debe tener en cuenta las calorías. Si añade una cucharada de comida húmeda a las croquetas secas de su perro, estará añadiendo entre 50 y 100 calorías adicionales a su comida. Se trata de una cantidad importante: de 100 a 200 calorías adicionales al día pueden hacer que su perro engorde. 

2) Rotar los sabores de la comida para perros 

Algunas marcas, como Acana, ofrecen una variedad de sabores con ingredientes limitados que contienen prácticamente el mismo valor nutricional. Siempre que su perro siga recibiendo los mismos nutrientes y evite los ingredientes problemáticos, puede rotar los sabores de la comida para perros fácilmente para mantener a su cachorro interesado. 

Evite cambiar de alimentos para perros con valores nutricionales muy diferentes. Incluso los pequeños cambios pueden provocar trastornos digestivos, por lo que es mejor quedarse con una marca que sepa que le dará a su perro todo lo que necesita. 

Incluso si sólo está rotando entre los sabores de una marca para evitar que su quisquilloso comensal se aburra, haga una transición adecuada de uno a otro si se trata de un sabor que su perro no ha probado antes. 

3) Mezclar los ingredientes (si se alimenta fresco o crudo) 

Si le das comida cruda o fresca, mezclar los ingredientes puede hacer que las cosas sean interesantes y sabrosas para tu cachorro. Por supuesto, asegúrese de que no es alérgico a ninguno de los ingredientes que utiliza. 

Cuando preparas la comida de tu perro, tienes todo el control. Cambia las proteínas si notas que se pone quisquilloso, o añade algunas frutas sabrosas como las fresas o los arándanos para una experiencia de sabor emocionante. 

Lo bueno de la alimentación cruda o fresca es que tienes la libertad de cambiarla cada día para satisfacer a los más exigentes. Por ejemplo, prueba con pollo y batata un día, y con carne de vaca y calabaza otro, siempre que tu perro no sea alérgico a ninguno de ellos. 

Alimentar a los perros codiciosos 

Si tu perro se come todo lo que se encuentra a su paso, lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario. Es posible que no esté recibiendo suficiente comida para su tamaño y niveles de energía. Si su peso es el que debería ser, tendrá que encontrar otra forma de controlar su apetito. 

1) Elija un alimento para perros con más calorías

Si su veterinario está de acuerdo en que su perro parece estar hambriento porque no está recibiendo suficientes calorías, asegúrese de saber cuántas calorías debe darle a su perro en función de su peso y nivel de actividad. 

La forma más fácil de aumentar su cantidad de calorías es comprar un alimento para perros más calórico. De este modo, puedes seguir dándole la misma cantidad, pero recibirá más calorías en cada ración. 

Un alimento para perros más rico en fibra también puede ser útil. Esto debería mantener a su perro saciado durante más tiempo, ¡y puede que no parezca tan glotón! 

2) Cambiar su horario de alimentación 

También es posible que haya demasiado tiempo entre las comidas de su cachorro y que esté quemando su última comida mucho antes de la cena. Añadir una comida extra a mitad del día podía resolver este problema. 

Una vez más, asegúrate de que las calorías son las correctas. Si añades una comida más, tendrás que dividir sus calorías totales entre tres comidas en lugar de dos, por lo que habrá algo menos de comida en cada una de ellas. 

Por ejemplo, si tu perro necesita 300 calorías al día y le has estado dando dos comidas de 150 calorías cada una, tendrás que cambiarlo por tres comidas de 100 calorías cada una. 

3) Consigue un nuevo comedero 

Si nada parece ayudar y tu perro se zampa la comida súper rápido cada vez que come, conseguir un cuenco para perros de "alimentación lenta" podía ayudar. 

Estos cuencos especialmente diseñados en forma de laberinto hacen que su perro trabaje para conseguir sus croquetas. Al comer más despacio, reconoce más rápido cuándo está lleno. Comer más despacio también reduce las posibilidades de hinchazón. 

Asegúrese de adquirir un cuenco adecuado para su perro. Los perros braquicéfalos necesitarán cuencos diferentes a los de los perros con hocicos largos. 


Perros con problemas de salud menores 

Trastornos digestivos 

Si su perro tiene un estómago sensible, la elección del alimento para perros adecuado para su condición puede marcar una gran diferencia. 

Si su perro hace caca con una frecuencia anormal, darle un alimento para perros rico en fibra puede ayudar a reducir la cantidad de caca . Los hábitos normales de hacer caca oscilan entre una y cinco veces al día, dependiendo de su perro. Es una buena idea controlar a su perro durante unos días para obtener una línea de base. Una vez que sepas lo que es normal para él, podrás detectar más rápidamente los comportamientos anormales. 

Otro problema digestivo común son las heces blandas, o la diarrea crónica. La diarrea puede ser causada por sensibilidades alimentarias o alergias alimentarias, por lo que cambiar la comida de su perro según esta guía de alimentación para perros podía marcar la diferencia. Cómo elegir un alimento rico en fibra podría reafirmar las heces de su perro. 

A veces, los problemas digestivos también se manifiestan en forma de flatulencias. Si los gases de su perro se están convirtiendo en un problema, la mayoría de las veces están causados por una intolerancia a un ingrediente concreto de su comida para perros. De nuevo, cambiar la comida de su perro podría reducir este problema de forma significativa. 

Es importante encontrar la raíz de los problemas digestivos de su perro para poder elegir la mejor manera de tratarlos. Puede ser necesario acudir al veterinario. 

Problemas de piel y pelaje 

¿Su perro tiene un pelaje seco y quebradizo, picor y escamas en la piel, o muda excesiva ? Un cambio en la dieta también puede ayudar. 

Elija un alimento para perros sin alérgenos y con un alto contenido en ácidos grasos Omega. La ausencia de alérgenos significa que no hay razón para que el sistema inmunitario de tu perro se rebele, lo que puede ocurrir cuando se expone a ingredientes que no le gustan. 

Los omegas son muy útiles para nutrir la piel e hidratar el pelaje. Ingredientes como el salmón, el aceite de salmón, las grasas animales y la linaza contienen altas cantidades de Omega 3 y Omega 6. 

También es importante que el alimento para perros que elija contenga un buen equilibrio de ambos. La norma de la AAFCO es una proporción máxima de 30:1 de Omega 6 a Omega 3. 

Problemas articulares 

Los problemas articulares pueden afectar a casi todos los perros. Pero son más comunes en las razas grandes, los perros muy activos, los perros senior y los perros con sobrepeso. 

Las razas grandes necesitan nutrientes muy específicos en su alimentación, sobre todo cuando son cachorros, para que crezcan correctamente y a un ritmo adecuado. Sin embargo, su gran tamaño puede ser frágil, por lo que se recomienda que los padres de cachorros de razas grandes complementar la dieta de sus perros con glucosamina desde una edad temprana. 

Todos los perros que son extremadamente activos corren el riesgo de sufrir problemas articulares. Cuanto más intenso sea el trabajo de las articulaciones, más probable será que tengan problemas, como la displasia de cadera y la artritis. 

Las articulaciones de los perros senior también suelen necesitar un refuerzo extra. Es habitual que los perros mayores sufran artritis, lo que puede reducir su calidad de vida. La adición de suplementos para las articulaciones a su comida puede suponer una gran diferencia tanto en su nivel de dolor como en su susceptibilidad a más problemas articulares. 

Los cachorros con sobrepeso también se beneficiarían de la adición de suplementos para fortalecer las articulaciones. Sus articulaciones trabajan mucho con el exceso de peso, por lo que es esencial que los padres de mascotas con sobrepeso trabajen para ayudar a su mascota a perder peso con el fin de preservar sus articulaciones, así como para aliviar la presión del corazón. 

Problemas de comportamiento 

Si su perro no recibe la combinación adecuada de vitaminas y minerales en su alimentación, puede provocar desequilibrios químicos (es decir, un cambio en la salud mental) o trastornos de salud (es decir, un cambio en la salud física). 

Cualquiera de ellas podía hacer que su perro desarrollara problemas de comportamiento. Estos problemas podrían incluir agresividad, miedo inusual, letargo, falta de interés en la vida o un cambio significativo en sus niveles de actividad. 

Si su perro se comporta mal, es esencial considerar qué podía estar causándolo sin hacer suposiciones. Una visita al veterinario es sin duda necesaria. Esto puede revelar una razón médica detrás del comportamiento de su perro, que podía ser rectificado por un cambio en la dieta. 

Los problemas de comportamiento, como negarse a comer, también pueden deberse simplemente a un estómago sensible o a alergias o intolerancias alimentarias. Si le das a tu perro una croqueta que contiene un ingrediente que le cuesta digerir, naturalmente no querrá comerla. 

En este caso, basta con cambiar la comida del perro por otra que no contenga el ingrediente problemático para solucionar el problema de comportamiento. Puede que haya que experimentar un poco para averiguar cuál es el ingrediente problemático. 

Problemas urinarios 

Los problemas urinarios son a menudo ignorados por los padres de mascotas. Pero si los hábitos de orinar de su mascota han cambiado, podía ser motivo de preocupación. 

La elección de un alimento para perros con alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales puede ayudar a mejorar la salud urinaria de su perro. ¡Los arándanos son un ingrediente maravilloso para encontrar en un alimento para perros para la salud urinaria, también! 

Aunque es una creencia común que cambiar a un alimento para perros bajo en proteínas es la solución a los problemas urinarios, no es del todo así. A low-protein dietno se recomienda para perros con problemas urinarios, pero un baja en proteínas dieta es. 

Alimentos para perros con un recuento de proteínas en los 20 años bajos son perfectamente aceptables. Todo lo que sea inferior a eso es probable que sea muy poca proteína para mantener una masa muscular saludable a lo largo del tiempo. 

Tenga en cuenta que la prescripción alimentos para perros para la salud urinaria suelen ser demasiado bajos en proteínas para ser saludables. A menos que el veterinario de su perro haya específicamente recomienda ir a un nivel súper bajo de proteínas, recomendamos simplemente reducir ligeramente la cantidad de proteínas de su perro. 

Un recuento de proteínas ligeramente inferior puede ayudar a reducir las posibilidades de que los riñones y cálculos en la vejiga sin causar otros problemas. 

Aumentar la cantidad de humedad en la dieta de su perro también puede ayudar a mejorar la salud urinaria. Si tu perro tiene las calorías necesarias, puedes considerar la posibilidad de añadir algo de comida húmeda a su dieta. 

Problemas cardíacos 

Si su perro es de una raza susceptible de padecer enfermedades cardíacas, la elección de un low-sodium dog foodes el camino a seguir. Demasiado sodio (o sal) en la dieta de su perro puede aumentar la presión arterial y poner a prueba el corazón. 

Para que un alimento para perros sea clasificado oficialmente como bajo en sodio, el contenido de sodio debe ser aproximadamente del 0,3%. Esto supone entre 50 y 80 mg de sodio por cada 100 calorías de comida para perros. 

Intente evitar los alimentos que contienen sal en su lista de ingredientes. El glutamato monosódico (MSG) y los nitratos (conservantes artificiales) son ingredientes que puede encontrar en los alimentos para perros que tienen un alto contenido en sodio. Si detecta estos ingredientes, es mejor que evite alimentar a su perro con esa croqueta en particular. 

Además, si su perro tiene sobrepeso, considere la posibilidad de reducir sus calorías para eliminar el peso extra. El peso extra puede suponer una presión adicional para el cuerpo, haciendo que el corazón bombee con más fuerza. Mantener a tu perro en su peso ideal significa que no hay un esfuerzo extra para el corazón. 

Perros con sobrepeso 

Si no sabe cuántas calorías necesita su perro al día, puede ser muy fácil sobrealimentarlo accidentalmente. Algunas razas, como los labradores, están predispuestas a comer, comer y comer más. Si le das de comer a voluntad, le das demasiadas calorías al día o incluso le dejas comida por ahí, es probable que se coma todo lo que pueda. 

Aunque sepa cuántas calorías necesita su perro y le dé la cantidad correcta de croquetas, puede ser fácil añadir calorías accidentalmente. Una cucharada de comida húmeda como complemento de las croquetas, cuatro o cinco golosinas, o compartir tu propia comida con ellos puede aumentar sus calorías de forma drástica, provocando un aumento de peso. 

Asegúrese de saber cuántas calorías necesita su perro y cúmplalo estrictamente. No permitas que tu perro tenga acceso constante a la comida y evita darle comida humana. 

La falta de ejercicio adecuado también influye en el aumento de peso. Para ayudar a tu perro a perder peso, tendrás que darle una dieta reducida en grasas o un alimento para perros de control de peso, y aumentar la cantidad de ejercicio que hace. 

Aunque cambiar la comida del perro puede marcar la diferencia en este aspecto, no hay que descuidar la parte del ejercicio. La pérdida de peso es un proceso de dos partes, y el ejercicio ayuda a construir músculo . Cuanto más músculo tenga tu perro, más rápido será su metabolismo. 

Otros problemas de salud 

Enfermedad autoinmune 

La enfermedad autoinmune es una afección peligrosa en la que el sistema inmunitario ataca a su propio cuerpo. Debe ser tratada por un veterinario, pero hacer cambios en la dieta puede ayudar a aliviar los síntomas y prevenir los brotes. 

Elija un alimento para perros que contenga una proteína animal de alta calidad, ácidos grasos Omega, frutas y verduras, y probióticos y prebióticos. Las enfermedades autoinmunes pueden manifestarse de muchas maneras, y esta combinación cubrirá los síntomas más comunes. 

Convulsiones 

La causa más común de las convulsiones en los perros es algo llamado epilepsia idiopática que suele ser genético, pero no se sabe mucho más sobre él. 

No es probable que un cambio en la dieta de su perro evite o detenga las convulsiones. Pero puede ayudar a reducir su frecuencia y gravedad. 

Elija un alimento para perros con altos niveles de vitaminas y minerales, que tenga un alto contenido en ácidos grasos Omega, y que contenga DHA (esto potencia la función cerebral). 

Hipotiroidismo 

Una función tiroidea baja puede provocar algunos efectos secundarios desagradables, como un aumento de peso inexplicable, pérdida de apetito y problemas de piel y pelaje. 

Cambiar a un alimento para perros que contenga frutas y verduras frescas, minerales quelados para ayudar a la digestión, ácidos grasos Omega para suavizar la piel y el pelaje, y algas para estimular la función tiroidea es una buena idea. 

Tenga en cuenta que se sabe que los subproductos de la carne de vacuno agravan los síntomas del hipotiroidismo. Por esta razón, recomendamos evitar por completo los productos de carne de vacuno, para estar seguros. 

Infecciones por hongos 

Una infección por hongos es un crecimiento excesivo de bacterias. Suele aparecer en lugares cálidos y húmedos del perro, por ejemplo, en los pliegues de la piel, las guerras y las patas. 
Suele estar provocada por un exceso de almidón en la dieta del perro. La forma más inmediata de aliviar los síntomas es cambie a su perro a una dieta baja en almidón que utiliza verduras sin almidón como zanahorias, calabazas o incluso granos sin gluten como el arroz o la avena. También debe contener altos niveles de Omega para curar la piel.

Volver al principio ↑

Finalizar 

Como ya debería saber, alimentar a su perro es mucho más que comprar una croqueta barata y echar un poco en un cuenco dos veces al día. Hay que tener en cuenta muchas más cosas. 

Siempre que sigas esta guía de alimentación para perros, deberías poder darle a tu perro un alimento completo y equilibrado de alta calidad que se adapte a él y a sus problemas de salud. 

Recuerde que su perro no puede elegir su dieta. Depende de ti que tu perro coma lo mejor.